Director: Saúl Galarza |

Imprime y crea PDF

Ya contrataste tu hipoteca ¿y luego?

Hogaresnoticia.com | admin Sin Comentarios

Las cuotas mensuales, para cubrir la deuda de una hipoteca, implica una planeación de presupuestos, sin dejar de lado los gastos adicionales que te permitirán gozar de los beneficios de contar con una propiedad. A continuación te damos algunos consejos que sin duda podrán ayudarte a resolver algunas inquietudes que tienes al respecto.

jovenes prospectandoRedacción | Hogaresnoticia.com | 11 Diciembre 2015

Contratar un crédito hipotecario es una decisión importante, sin embargo, no todo termina allí; hay de por medio obligaciones a cumplir y qué mejor que esto sea de manera ordenada.

Una vez que compras una casa, con apoyo de un préstamo hipotecario, ya sea bancario o de alguna otra entidad financiera, debes organizar tus gastos, bajo la consideración de que es una deuda que tendrás a un largo plazo.

Tu ingreso mensual deberás entonces ajustarlo para enfrentar tu nuevo compromiso. Por estándares internacionales, el pago de la hipoteca no debe de exceder 33% de tu ingreso mensual. Incluso, algunos expertos coinciden en que la totalidad de cuotas mensuales destinadas a pagar deudas no debería nunca sobrepasar 40% de dichos ingresos netos mensuales.

Una familia necesita disponer, como mínimo, del 60% de sus ingresos netos mensuales para satisfacer otras necesidades básicas como comer, vestir, cuestiones de salud o incluso para diversión.

Sólo que ¡cuidado! En ese 40% está incluido el total de deudas pendientes como préstamos personales, mensualidad del coche y compras que hayas hecho con tus tarjetas de crédito.

Por eso debes de repartir adecuadamente tus pagos. Puedes realizar un plan de pagos mensual con tu familia, para atender el compromiso financiero.

Se aconseja que en el presupuesto anual que proyectes, consideres el adelantar al menos una mensualidad de la hipoteca, de esta manea podrás reducir el plazo y el pago de intereses, esto puede ser en los primeros cinco o hasta ocho años de la hipoteca, que es cuando se pagan más intereses y se aporta menos a capital. Esta medida te permitirá que el recurso que adelantes se vaya directo a la deuda que contrajiste.

Toma en cuenta que de la mano a la deuda crediticia se suman otras como el pago de predial, el pago de mantenimiento y servicios como agua, luz y gas, además de que otros que permitirán que tu casa luzca en óptimas condiciones como pintura y/o plomería.

Como te das cuenta, contratar un crédito hipotecario, va más allá de los trámites inherentes, implica la continuación de una serie de compromisos. Pero no te asustes, todo se puede siempre y cuando te organices y lleves una planeación acorde a tus gastos. Si tus papás pudieron, ¿tú por qué no?

¿TE PARECIÓ INTERESANTE LA INFORMACIÓN? COMPÁRTELA USANDO ESTA LIGA:  http://bit.ly/1Y3pVXW

Síguenos en Twitter: @Hogaresnoticia

Quieres estar bien enterado, dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook

Categoría: Titulares, Tu Casa

Comenta:





Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player