Director: Saúl Galarza |

Imprime y crea PDF

INVI CDMX: El rostro de la corrupción, que no se ve | Opinión

Hogaresnoticia.com | admin Sin Comentarios

Para nadie es un secreto que las organizaciones sociales se apoderaron de la esencia y cuerpo de una institución que fue creada para otorgar patrimonio a las familias de menores recursos.

FOTO: Especial / Hogaresnoticia.com

Por Saúl Galarza | Hogaresnoticia.com | 06 agosto 2019

La carta de renuncia que presentó el director general del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México (INVI), Pedro Sosa Álvarez, a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, no debe de verse como un tema aislado o sin importancia.

Algo hay claro. La decencia de Pedro Sosa no está a discusión. Llegó con la mejor intención de cambiar el rostro a una institución marcada por la corrupción que, como ventosa, se adhirió a la estructura del INVI hasta convertirlo en una especie de medusa mitológica.

Para nadie es un secreto que las organizaciones sociales se apoderaron de la esencia y cuerpo de una institución que fue creada para otorgar patrimonio a las familias de menores recursos.

La advertencia de Pedro Sosa es clara, contundente y enérgica, por si alguien dudaba o peor aún, por si alguien no quería verla.

Señaló que encontró un Instituto con un grado generalizado de corrupción. Sí de corrupción.

¿Sorprende? No, no sorprende.

Aunque tampoco nadie, desde esa esfera, había querido señalar tan directamente, la corrupción que allí impera.

Congruente con sus principios de luchador social, Pedro Sosa trató de combatir ese cáncer social, con los recursos que tenía a su alcance: la ética y el diálogo abierto. Sin embargo, un brazo aún más poderoso lo golpeó, lo derribó.

En la carta, Pedro Sosa redactó que las acotaciones a algunas reglas de operación del INVI tuvieron como objetivo impedir el mal uso de los apoyos y asegurar que los créditos para vivienda lleguen realmente a los que menos tienen. Estas reglas fueron aprobadas por un Consejo Directivo integrado por diversas autoridades, recordó.

Y fue más allá en su carta de renuncia:

“Lamento que esta medida de congruencia con el discurso que ha distinguido a su gobierno haya ocasionado la protesta ante usted de algunos grupos el pasado 31 de julio. Estos y otros grupos similares nos agredieron sistemáticamente desde el inicio de nuestra administración con gente por dentro y por fuera del INVI, tratando de obstaculizar que hubiera cambios que afectaran sus intereses y su impunidad. Si bien estoy convencido de que la base de la paz social radica en el diálogo, hay límites que no pueden ser negociados si realmente se pretende un cambio. Me siento obligado a decirle que es una lástima que quienes dicen apoyarla a usted y a la 4T sólo presionen y mientan.”

¿Sorprende? Sí, Sí sorprende.

Porque nunca antes un director habló públicamente en esos términos de lo que vio, oyó y encontró en una institución que debe de contribuir a consagrar la Carta Magna, de que las familias tengan una vivienda digna. Sin condicionarlos, claro está, a tomar un palo y salir a bloquear avenidas y calles, con tal de presionar, la mayoría de las veces, por temas de carácter particular.

Sería lamentable que en la 4T se permitan las presiones, los chantajes y los engaños, como parte de un ritual que danza y da vida a una corrupción de la que todos los mexicanos ya están cansados.

La justicia esperaría a que Claudia Sheinbaum rectifique y en su administración busque privilegiar el camino de la trasparencia y la cero corrupción en un Instituto de la Vivienda que necesita una limpia en todos los sentidos, para regresarla a su origen. Al tiempo. ¡Nos vemos y leemos en redes sociales!

¿TE PARECIÓ INTERESANTE LA INFORMACIÓN? COMPÁRTELA USANDO ESTA LIGA: http://bit.ly/2H5bTBl

Síguenos en Twitter: @Hogaresnoticia

Quieres estar bien enterado, dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook

Categoría: Quién Es Quién

Comenta:





Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player