Director: Saúl Galarza |

Imprime y crea PDF

Mario Molina y su legado al sector vivienda

Hogaresnoticia.com | admin Sin Comentarios

Recuerdo allá por el 2011, un auditorio lleno en el WTC Ciudad de México, donde el científico explicaba a los asistentes, todos ellos vinculados con la industria habitacional, sobre la importancia de crear primero conciencia y luego ciudad; bastaba con verlo para entender que sentía la necesidad de ayudar a las personas y el mundo; así era el Premio Nobel mexicano.

EL DOCTOR Mario Molina, se reunió con participantes del sector vivienda el 7 de septiembre de 2011, en el WTC Ciudad de México, para dar a conocer detalles del trabajo que realizaría a favor de esta industria. FOTO: Archivo Hogaresnoticia.com

Por Saúl Galarza | Hogaresnoticia.com | 07 octubre 2020

Ciudad de México.- Coincidencias de la vida. Un 7 de septiembre, pero del año 2011, el Premio Nobel de Química, Mario Molina, anunciaba en el marco del Foro Internacional de Vivienda Sustentable, que organizó el Infonavit en el World Trade Center Ciudad de México, la creación de la Huella Ecológica de la Vivienda en México y que buscaba, entre otras, evaluar el desempeño ambiental en los conjuntos habitacionales.

En aquel entonces, el científico dijo que existía un enorme reto para generar políticas que potenciaran un desarrollo sustentable integral, en materia habitacional, pero que se trabajaba en el tema y la prueba es el “sector vivienda en su conjunto tomaba la iniciativa para generar las condiciones de alcanzar este anhelado objetivo”.

Así conocí al Ingeniero Mario Molina, en aquella conferencia organizada por los directivos del Infonavit, en uno de los salones del World Trade Center Ciudad de México.

Recuerdo el auditorio pletórico, y desde un atril, el científico explicaba a los asistentes, todos ellos vinculados con la industria habitacional, sobre la importancia de crear primero conciencia y luego ciudad.

Bastaba con verlo para entender que sentía la necesidad de ayudar a las personas y el mundo.

Verlo era inspirador y escucharlo se convertía en un aprendizaje único e irrepetible. Su secreto estaba en lograr que todos entendieran aquello que comúnmente, otros científicos hacen complejo. Así de sencillo, como investigador y humano, era el ingeniero químico Mario Molina, ganador del Premio Nobel de Química 1995.

Generador de emociones y de conocimiento, Mario Molina contrarrestaba con su sabiduría y  aportación a la ciencia, los efectos de un mundo convulsionado y complejo, por el cambio climático.

Dos años más tarde, en el 2013, funcionarios de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), con apoyo del Centro Mario Molina y la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GIZ), realizaron un estudio de campo para determinar la línea base y el potencial de mitigación para el diseño de Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (NAMA por sus siglas en inglés), para vivienda existente.

Dicho estudio incluyó treinta y cuatro conjuntos habitacionales de las zonas metropolitanas de Guadalajara, Mérida, Monterrey y el valle de México.

Siempre trabajó a favor de esta industria, y en sus conferencias, siempre destacaba la importancia de crear ciudad.

Por ejemplo, en el 2016, el doctor Mario Molina advirtió que había una tendencia en todo el planeta por hacer las ciudades más atractivas, con áreas verdes. “En México andamos bastante mal en esto, en general. El estándar internacional es nueve metros cuadrados por habitante y nosotros tenemos el promedio nacional desde dos metros cuadrados por habitante”, destacó.

También consideró importante el trabajar en el diseño de reglas para el control de emisiones. “Adaptarnos al cambio climático  y prever inundaciones, por ejemplo, pero también seguir luchando contra el problema global México puede y debe seguir jugando un papel importante en cuanto al problema climático”.

Siempre fue visto por quienes forman parte de la industria habitacional, como un referente para dar soluciones que permitieran a la vivienda, aportar a favor del cambio climático.

Mario Molina dejó un legado único a favor de quienes construyen vivienda y de quienes buscan hacer ciudad, de la mano con una clara visión a favor del cambio climático. Y quienes así entendieron sus palabras, hoy desarrollan viviendas con un alto componente sostenible, que sólo podrá ser entendido en el futuro inmediato.

Que Descanse en Paz, el Doctor Mario Molina.

¿TE PARECIÓ INTERESANTE LA INFORMACIÓN? COMPÁRTELA USANDO ESTA LIGA: bit.ly/3nvnFIs

Síguenos en Twitter: @Hogaresnoticia

Quieres estar bien enterado, dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook

Categoría: Noticias, Titulares

Comenta:



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player