Director: Saúl Galarza |

Imprime y crea PDF

Ideas para ahorrar y poder aportar más al pago de créditos | Consejos de Buró de Crédito

Hogaresnoticia.com | admin Sin Comentarios

Hace poco en las principales redes sociales de Buró de Crédito (Facebook “Buró de Crédito México” y Twitter “@BuroDeCreditoMX”) me preguntaban sobre ideas para tener mayores recursos económicos disponibles, para realizar un pago mayor a los créditos vigentes. Con gusto comparto una lista de ideas que realicé en casa.

Por Wolfgang Erhardt | Vocero Nacional de Buró de Crédito | Hogaresnoticia.com | 01/septiembre/2021

Siendo creativos e invirtiendo en soluciones amigables con el medio ambiente puedes ahorrarte un dinero en los recibos de luz, agua y gas, al aportar más a los créditos.

En lo que llevamos de la pandemia, trabajando desde casa, vi opciones para bajar el consumo de la luz eléctrica. Mi primera idea fue poner páneles solares en el techo, existen opciones de financiamiento, pero después de evaluar distintas propuestas, para mi casa en particular, decidí cambiar todos los focos.

Hice un inventario de los focos ahorradores e incandescentes y los sustituí por focos LED. En un inicio sí duele hacer la inversión, pero eventualmente se pagarán solos y ahorraré.

Hablando de luz, sólo prendo lo indispensable. Si, la luz ambiente es bonita pero cuesta y si no hay invitados, con lo mínimo es suficiente.

Hablando de luz, pude aprovechar el poder solar e instalé un calentador de agua. Vaya que sí calienta; fue tanto que la tubería incluida en el calentador (de PVC) se derritió.

Sugiero que si desean ahorrar gas con un calentador así, evalúen de inicio usar mejor tubería de cobre. Y para ahorrar más gas decidí instalar un calentador de paso automático, que solamente se prende cuando abres alguna llave de agua caliente; no tiene piloto ni se calienta constantemente el agua. Y claro, hay que bañarse bien, pero apresuradamente para ahorrar más gas y agua.

Quedándome el tema del baño, para ahorrar más agua, instalé regaderas ahorradoras que mezclan aire con el agua y así el consumo de líquido es menor. Los sanitarios no son muy viejos pero hay nuevos que consumen menos agua, así que llené el tanque, de los actuales, con botellas de plástico rellenas de piedras, esto para reducir la capacidad con la que se llena el tanque y así consumir menos.

Ahorra dinero en compras

Muchas personas compran en línea, desde artículos del supermercado hasta ropa, juegos y electrónica, por citar algunos. Lo que me ha quedado muy claro es que seguido hay grandes diferencias en precios.

Hay incluso ocasiones que una misma cadena tiene precios diferentes en México y en Estados Unidos y luego, aun pagando el envío e impuestos, sale más barato pedir desde la tienda en Estados Unidos. Por eso siempre hay que revisar en varios lados para conseguir el mejor trato.

También he usado tiendas en línea donde particulares venden cosas nuevas o usadas pero luego las usadas llegan a cotizarse por encima del precio de las nuevas, así que no por aparecer como “usado” quiere decir que es más barato.

También es bueno conocer las condiciones de nuestros créditos vigentes. Si podemos encontrar el mismo, pero con mejores condiciones (atributos y/o precio), hay que evaluar la conveniencia de cambiarse de institución y así tener algo mejor y hasta de mejor precio.

Si tienes un reporte de crédito atractivo en Buró de Crédito, las probabilidades de que encuentres oportunidades así son mayores. Si quieres saber qué tan bien estás, pide el reporte junto con Mi Score en www.burodecredito.com.mx

Otras ideas para ahorrar dinero

Ahora vayamos a conocer otras ideas que nos pueden ayudar a ahorrar más dinero para ponernos al corriente, o para reducir nuestro nivel de deuda en los créditos vigentes.

¿A quién no le gustaría disminuir su nivel de endeudamiento o ponerse al corriente con pagos que tengamos atrasado?

He comentado que es bueno conocer los términos y condiciones de nuestros créditos vigentes para saber qué tenemos contratado y poder comparar lo adquirido con la oferta del mercado crediticio actual.

Para poder hacer un comparativo justo, es necesario conocer el Costo Anual Total (CAT) de nuestro crédito, si la tasa de interés es fija o si es variable, en qué moneda está el crédito (pesos, dólares, Unidades de Inversión, UDI´s, etcétera), el plazo faltante del crédito, y los atributos adicionales que pudieran estar incluidos (seguros, por ejemplo).

Pongamos un ejemplo: digamos que contratamos un crédito hipotecario hace más de 5 años. Las tasas de interés hoy están en históricos mínimos. Así que valdría la pena ver si una institución crediticia diferente a la que tenemos actualmente pudieran ofrecernos mejores condiciones si nos llevamos el crédito con ellos. En este caso, además de hacer la comparación justa, hay que añadirle que se tendrían que sumar gastos notariales. Aun así, hay que ver si por el mismo plazo la mensualidad a pagar sale mejor para ver si conviene hacer dicho movimiento.

Lo mismo puede hacerse con el saldo (deuda) en tarjeta de crédito. Estás pagando bien pero ves que otra institución tiene una mejor tasa. Nuevamente, podrías preguntarles si es posible traspasar la deuda con ellos y así pagar menos intereses.

También puedes pensar en consolidar tus saldos en una sola tarjeta de crédito que actualmente tengas, la que ofrezca menor tasa de interés.

Aquí es importante recordar que la tarjeta de crédito deberíamos de usarla como un método de pago, no como una extensión del sueldo. También hay que aprovecharla para comprar a meses sin intereses y pagar adecuadamente para financiar esas compras a tasa de interés cero; ¡buenísimo!

O qué tal analizar la conveniencia de solicitar un préstamo personal, o de nómina, que te permita pagar el total de un crédito que tenga una tasa más alta. Nuevamente estarías ahorrando dinero en intereses.

Bajar nuestro nivel de endeudamiento no es motivo para adquirir de inmediato más crédito. Pidamos lo que necesitemos y lo que podamos pagar adecuadamente; esto es pagar por lo menos el mínimo que nos piden y hacerlo a tiempo. Así quedaremos bien con el otorgante de crédito y éste reportará el pago puntual a Buró de Crédito.

Pero, supongamos que la deuda es ya significativa y no podemos pagarla bien, se generan intereses por los retrasos de pago y así también se refleja el incumplimiento en el historial crediticio. ¿Qué hacer?

El primer paso sería rehacer nuestro presupuesto e identificar en qué se nos va el dinero para tomar medidas inmediatas que nos permitan volver a ponernos el corriente y así dejar de pagar intereses moratorios y otras penalidades.

En caso de que sea insuficiente, hay que acercarse de inmediato al otorgante de crédito y buscar una reestructura del crédito (cambio en las condiciones) que nos permita tener una mensualidad menor para seguir cumpliendo con el pago. Como con el caso anterior, al volver a pagar adecuadamente nos estaríamos ahorrando las penalidades por el retraso de pago.

¿TE PARECIÓ INTERESANTE LA INFORMACIÓN? COMPÁRTELA USANDO ESTA LIGA: https://bit.ly/3t7ofQc

Síguenos en Twitter: @Hogaresnoticia

Quieres estar bien enterado, dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook

Categoría: Nuestro Invitado, Titulares

Comenta: